El combate del siglo: Showrooming vs Webrooming

Posted by | · · | Customer Insights | No hay comentarios en El combate del siglo: Showrooming vs Webrooming

La semana pasada leíamos un artículo sobre el consumidor del futuro, y hubo un dato que nos asombró: al cliente, antes de comprar, le gusta comparar. Más del 50% de los “millennials” (los nacidos entre los años 1980 y 2000) utiliza 4 o más fuentes de información para tomar sus decisiones de compra. Y el 41% de usuarios practica el showrooming.

 

La técnica del showrooming consiste en visitar tiendas físicas para mirar, tocar y probar un producto, y posteriormente comprarlo por Internet a un precio más bajo. Esta práctica parece ser que está en auge debido al aumento de conexiones móviles en los smartphones y las nuevas aplicaciones que están surgiendo. Por ejemplo, en las últimas semanas hemos podido comprobar algunas mejoras en una aplicación muy interesante, Flow de Amazon. Esta app consiste en hacer una fotografía a un producto y al instante puedes ver el precio en Amazon, pero de momento solo está disponible en Estados Unidos.

 

El consumidor de hoy en día busca comodidad y precio, y en Internet encuentras ambas, puedes comparar a cualquier hora y con la posibilidad de que el paquete te llegue a casa. La automoción es uno de los sectores que más ha notado el showrooming.

 

¿Habéis visto alguna vez a una persona realizar fotografías de productos dentro de una tienda? ¿Los retailers deberían trabajar para reducir la práctica del showrooming?

 

Bajo nuestro punto de vista, lo más importante es saber escuchar al consumidor para poder entender lo que busca, y de esta manera, poder ofrecerle algo que le aporte valor. Son los propios consumidores los que están dando pistas a las empresas de cómo podrían actuar en cuanto a la venta de productos en tiendas físicas.

 

Hemos podido observar como algunas tiendas de Estados Unidos y Australia cobran una entrada para acceder a su tienda para intentar frenar la práctica del showrooming, y si compras un producto te devuelven el importe, aunque no nos parece una decisión muy acertada.

Pero también encontramos la otra cara de la moneda, el webrooming, informarse de los productos que nos interesan en Internet e ir a comprarlos en la tienda física. Esta práctica se debe a que muchos usuarios todavía desconfían de Internet a la hora de realizar alguna compra y prefieren buscar experiencias personalizadas en las tiendas físicas y ahorrarse los gastos de envío.

 

El perfil del “webroomer” es más activo y gasta más que el “showroomer”.

 

Según un estudio, el 78% de los compradores de Estados Unidos han practicado el webrooming en los 12 últimos meses, mientras que el 72% han practicado el showrooming.

 

Al final el consumidor es quien decide qué práctica va a utilizar y dónde va a adquirir el producto. Lo que debemos hacer es trabajar, trabajar y trabajar para ofrecer al cliente lo que está buscando. La clave está en conocer al consumidor para descubrir sus necesidades, y solo lo lograremos a través de la escucha activa.

 

¿Con qué práctica te quedas, el showrooming o el webrooming?

 

¡Suscríbete a nuestro blog para estar al día de las últimas tendencias en Marketing Digital!

 
[contact-form-7 id=”2664″ title=”Email-Form”]


Por comentar

Comments are closed.